TRANSPORTE EN PARÍS

0 comentarios

¡¡Hola queridos Erasmus!!

¿Estáis pensando en escoger la ciudad del amor? En este caso, primero lo primero. En este post os cuento cómo podéis moveros por esta maravillosa ciudad sin morir en el intento.

 

En París no se han podido inventar más tipos de transporte: autobús, RER, metro, Transilien, Tramway, Funicular, cercanías, … por lo que tendrás que armarte con una buena serie de mapas para economizar tu tiempo al máximo.
IMG_20170910_144306

 

Tanto si vas a venir sólo un semestre o el curso entero, lo que más te interesa es el pase anual llamado “Navigo Imagine R”. Se trata de un abono para menores de 26 años con viajes ilimitados en la mayoría de transportes y a buen precio. La ventaja está en que cuando finalices tu estancia te pueden reembolsar el dinero de los meses que no vas a utilizar. Hasta que consigas este abono la mejor opción (y poco conocida) es la “Carte Découverte” una pase semanal/mensual.

El transporte ferroviario está muy bien para cuando tienes prisa pero ¿y los fines de semana qué?

IMG_20170922_144334

Somos Erasmus y tenemos tiempo para conocer la ciudad a pie de calle, ¡coge una bici y disfruta de París y alrededores en su esencia pura! Las tarifas para moverte en bicicleta pública son muy muy muy económicas y hay estaciones cada 500 metros máximo.

 

CONSEJITOS ERASMUS

  • – Si vas a hacer trayectos largos escoge el RER: tiene menos paradas y por lo tanto llegas antes a los sitios.
  • – Evita la hora punta, mejor dicho, ¡huye de las horas puntas!
  • – Para cuando sales de fiesta por la noche existen buses nocturnos, pero, por experiencia propia, París en la oscuridad no es nada segura. Así que, ya que estás ¡disfruta de los clubs y bares hasta que salga el Sol!

¡HASTA LA PRÓXIMA!


7 CURIOSIDADES DE LA LENGUA FRANCESA

0 comentarios
  1. EN FRANCÉS NO EXISTE LA PALABRA “BARATO”

SORPRESA

Si, como lo oyes, no existe una palabra que signifique literalmente “barato” (lo cual te dice mucho de los precios en Francia jejeje). En su lugar usan locuciones como “pas cher” (literalmente “no caro”) o “bon marché” (buen mercado).

 

2. LA GENTE SE TRATA DE USTED Y SE SIGUEN USANDO LOS APETIVOS “MADAME”, “MADEMOISELLE” Y “MONSIEUR” EN LA VIDA COTIDIANA

REVERENCIA

Esta es, sin duda, una de las cosas que más voy a echar de menos cuando vuelva a España. Te sientes realmente como una princesa cuando la gente por la calle te trata de usted y te llama “Mademoiselle”.

 

3. EN FRANCÉS TODO LO MALO QUE TE PASA ES CULPA TUYA

AY

En francés la manera de formular las cosas malas que te pasan es bastante culpabilizante, aquí algunos ejemplos:

  • que te roben se dice “se faire voler” (“hacerse robar”)
  • que te timen se dice “se faire avoir” (“hacerse tener”)
  • que te pongan los cuernos se dice “se faire tromper” (“hacerse engañar”)
  • que te echen se dice “se faire virer” (“hacerse echar”).

 

4. LAS CARTAS FORMALES EN FRANCÉS SON COMO UN RECITAL EN LENGUA ROMANCE

REVERENCIA EXAGERADA

En efecto en francés se usan todavía hoy muchísimas “formules de politesse” que parecen sacadas del Renacimiento, he aquí algunas de las mas usadas:

“Veuillez agréer, Madame, Monsieur, l’assurance de mes sentiments respectueux”

“Avec mes remerciements, je vous prie de trouver ici, Madame, Mademoiselle, l’expression de mes sentiments distingués”

“Recevez, Madame, Monsieur, mes salutations distinguées”

“Croyez, Madame, Monsieur, à mes sentiments les meilleurs”

“Veuillez trouver ici l’assurance de mon amitié”

“J’ai l’honneur, Monsieur l’Ambassadeur, de présenter à Votre Excellence l’expression de ma très haute considération”

Incluso cuando te estan diciendo que no:

“Regrettant de ne pas être en mesure de donner suite à votre demande, je vous prie de croire en l’assurance de mes meilleurs sentiments”

 

5. AUNQUE SE PAREZCA AL ESPAÑOL HAY MUCHOS “FALSOS AMIGOS”

Por ejemplo “grand” significa “alto” (y no “grande”).  Así que si te dicen que eres muy “grand” no te están llamando gordo, más bien te están piropeando (y esto lo digo por experiencia propia).

GORDO

 

 

6. AUNQUE LOS FRANCESES ESTÉN MUY ORGULLOSOS DE SU IDIOMA LO CIERTO ES QUE EL FRANCÉS TIENE MUCHOS ANGLICISMOS

Por ejemplo “FOOT” para el futbol, “PEACEMAKER” para el marcapasos, “FAST FOOD” para la comida rápida…

COMIDA BASURA

 

 

7. COMO ES DE TODOS CONOCIDO A LA HORA DE DAR NOMBRE A LOS NUMEROS, DEL 70 PARA ARRIBA SE LES FUE UN POCO LA CABEZA

LOCURA

Cuenta la leyenda que cuando Luis XIV iba a cumplir 70 años estaba muy apenado porque era ya muy “viejo”, entonces para animarle en la corte le empezaron a decir que no cumplía 70 años sino sesenta-y-diez, y que a partir de ahí se empezó a usar ese sistema. Otras fuentes, un poco más fiables, explican que en realidad es porque en la Edad Media se contaban las cosas de diez en diez y de veinte en veinte para simplificar el cálculo, y que con la evolución de la lengua se siguió usando ese sistema.

De cualquiera de las maneras, es siempre el quebradero de cabeza de los extranjeros (sobre todo cuando te dictan un número de teléfono larguísimo lleno de cifras superiores a 60!). Gracias a Dios en Bélgica y Suiza no se rompen tanto la cabeza y usan “septante”, “octante” y “nonante”.


Sal del porqué y di por qué no

1 comentario

El título de esta entrada es la frase con la que yo mismo empezaría a argumentarle a cualquier persona el porqué de irse de Erasmus. Perdonadme, pero percibo que el sentimiento nostálgico que -según se dice- invade a todo Erasmus al volver a su vida en la ciudad local, me ha llegado hoy por sorpresa. Soy consciente de que el tiempo es implacable para todos y durante 5 minutos del día he sido consciente de lo que todos los 9 de marzo del resto de mi vida pensaré, “niguno como aquel 9 de marzo de mi Erasmus, simplemente porque estaba de Erasmus”.

No se puede dudar, hay que irse de Erasmus. Ahora que soy consciente de todo lo bueno que me he aportado esta experiencia estoy decidido a hacer campaña a favor y animar a cualquiera que tenga dudas. Es un año necesario, en primer lugar por las miles de dificultades que surgen en esta etapa pero que sin duda se resuelven con la pericia que adquiere la experiencia y los errores. Verse involucrado en el día a día de un país extrajero con todos los choques culturales supone salir de la zona de confort a la que estamos acostumbrados en nuestras casas. Es madurar y experimentar la crudeza de resolver un problema sólo, sin el amparo físico de papá y de mamá.

Un Erasmus es la cerveza que te tomas con un auténtico desconocido compañero de clase al salir dela universidad, simplemente por el hecho de mejorar los idiomas y aprender de los que nos pueda aportar esa persona. También llamamos Erasmus a la cerveza que compramos mientras hacemos turismo con una cámara de fotos en una mano y el mapa en la otra.

Erasmus Comic 3 (Image CC by Eniko, Jelle)

Fotografía tomado de Google imágenes

No es cambiar, es evolucionar. En un Erasmus no eres otra persona, eres tú mismo más una parte de ti que no conocías antes, que descubres poco a poco, día a día. Es irse para encontrarse. Es experimentar en la cocina y comprobar el paso de la comida veneno que hacías en septiembre, a los platos dignos de la mejor nota en tripAdvisor a final de tu Erasmus. La música de pronto no es sólo una obra maestra cuando se trata de lo que a ti te gustaba. De pronto el pop, rock, rap, trap or jazz, no tiene nada de malo. De hecho siempre recordarás la canción que tu mejor amigo tatareaba con nudillos en la copa. Y te gusta, ahora te gusta.

Autocrítico con tus prioridades. Sin duda un Erasmus se vuelve menos materialista y el dinero siempre estará mejor invertido en un viaje que en el último modelo de smartphone del mercado. ¡Calidad de vida!

 

Una vez Erasmus, siempre Erasmus.


Por qué

0 comentarios

 

Por qué tantas estrellas si no es para inspirarnos

Por qué tantos colores sino es para mezclarlos

Por qué un mundo tan bello sino es para admirarlo.

Por qué estamos aquí si no es para cuidarlo

Por qué el espacio y tiempo si no es para llenarlo

Por qué existe el silencio si no es para escucharlo.

Por qué dos polos opuestos si no es para juntarlos

Por qué la nieve, por qué la arena, por qué la luna

Si nuestro hogar es tan bonito solo puede ser por algo.


Movilidad en Bolonia: bicicleta

0 comentarios

Bolonia, ¡qué maravilla! En este post no hablaremos de las ventajas de Bolonia para hacer un Erasmus en cuanto a experiencias sociales, fiestas o viajes, sino en algo mucho más simple pero igual de valioso: la calidad de vida. Qué os voy a contar yo, que soy de Jaén, una ciudad pequeña y preciosa, aparentemente con esos dos adjetivos debería de ser una ciudad cómoda para pasear por ella y disfrutar entre sus calles, pero la realidad es que no es así. Es una ciudad que se extendió en torno a la ladera de una montaña y como tal, las cuestas y pendientes definen todo su entramado urbano. Ante ese panorama sólo había dos alternativas: o ir andando a todos los sitios y acabar sudando como un pollo, o depender en todo momento del coche o el autobús público.

Con esto quiero decir que lo normal en mi vida no era utilizar la bici como medio de transporte, sino como deporte en sí. ¡Bendito cambio, bendita Bolonia! El entramado de bolonia, con sus calles llanas medievales, es ideal para que la bicicleta se convierta en el medio de transporte predominante.

Resultado de imagen de carril bici bolonia

Carril bici, Bolonia

Bolonia cuenta con toda una red de carriles bicis que hacen la circulación fluida ya que la bici no solo es el medio que utlizan la mayoría de los estudiantes, sino que hasta personas de 60 años la tienen como medio de transporte. No es que todas las calles tengan carril bici, de hecho, para nada es así. Sin embargo es una ciudad totalmente llana y la cultura de las dos ruedas está tan asentada en la mentalidad de los residentes, que existe una buena sinergia entre vehículos de motor, peatones y bicicletas. Salvando siempre las distancias, nunca olvidemos de que se trata de una ciudad italiana donde la fama de un tráfico caótico siempre será bien merecida.

Resultado de imagen de aparcamiento bicis bolonia

Aparcamiento de bicicletas en Bolonia

 

Adaptar una ciudad a la bicicleta no consiste solo en incrementar su red de carriles bici, sino de crear plataformas de aparcamientos para todas ellas. Bolonia en eso sí es un ejemplo de ciudad. Encuentras mínimo un aparcamiento por cada calle, cuanto menos. Esto sí es adaptar la ciudad para evitar la contaminación y promover el transporte público.

 

Además… es divertido

2016-11-04 (21)

Recuerdos de un Erasmus inolvidable


Boulangeries de París: una experiencia fuera de lo croissant

1 comentario

Una de las muchas cosas que te sorprenden cuando llegas a vivir a París es la cantidad de boulangeries (y pâtisseries)* que hay por todas partes. Hay una en cada esquina, cada 200 metros, como si los franceses no pudieran recorrer mas de una calle sin comprar pan, lo cual puede que sea cierto (nunca subestimes el amor de un francés por su « baguette », en serio, el otro día tuve una conversación super seria con unas francesas sobre lo importante que es la baguette en su vida).**

IMG_20170224_140031

Pero, en realidad, la verdadera sorpresa llega en cuanto pones un pie en una de ellas y te dejas llevar por la armonía de colores, olores, texturas y formas. Te encuentras como en un vals de sensaciones del que solo te puede sacar el « Qu’est-ce que vous voulez, Madame ? » de la dependienta que te despierta del hechizo, ante el cual solo puedes musitar un « Eh… » y en ese momento deseas con todas tus fuerzas poder decir « quiero uno de cada ». Pero, ya de vuelta en la realidad, te das cuenta de que debes tomar una decisión, una de las mas difíciles que vas a tener que tomar (por lo menos ese día), y ahí da comienzo el debate interno : ¿croissant o napolitana ? ¿de chocolate o de crema ? ¿con almendras o con fresas ? ¿quiche o tarta ?… Todo esto ante la atenta mirada de la dependienta que piensa que o eres tonta o te lo haces. Finalmente te decides por una de las 540.000 opciones que hay ante tus ojos y al momento te cuestionas si has tomado la decisión correcta, sabiendo que ya no vas a poder volver, por lo menos ese día (para que no piensen que eres una gorda yendo 5 veces seguidas, como uno quisiera). Pero ya es tarde porque la amable dependienta ya te ha preparado lo que has pedido y esta más que dispuesta a despacharte (claro, ella no te entiende ¡ella esta todo el día rodeada de bollos y tartas !). Por fin sales de allí con « el elegido » en la mano y, en el fondo, feliz de tu elección porque sabes que no importa lo que hayas elegido, va a estar buenísimo. Antes de salir por la puerta lanzas una última mirada a todos esos otros bollos que hoy no han sido elegidos y les prometes que volverás pronto y que todos serán algún día « el elegido ». Lo que ocurre después, mientras mordisqueas tu bollo en un banco de algún parque bucólico de París, deseando que no se acabe nunca, es algo de lo que no voy a hablar hoy pero que, desde luego, daría para muchos artículos.

IMG_20160920_132457

Foto del interior de la Boulangerie “Coquelicot” en Montmartre (muy cerca del muro de “je t’aime”), una de mis favoritas de París.

IMG_20170217_181702

*Pequeña incisión para explicar la diferencia entre estos dos términos « boulangerie » y « pâtisserie » tan indistintamente usados por los extranjeros. Boulangerie es la « panadería » de toda la vida, dedicada principalmente al pan y todas sus variantes : « viennoiseries » (los bollos de toda la vida), quiches, pastas… Pâtisserie es un termino un poco mas refinado que se refiere más bien a delicias del estilo de tartas, pasteles, bombones, macarons… Aunque en la practica es difícil encontrar un sitio que sea solo « pâtisserie », la mayoría son Boulangerie-pâtisserie ya que hacen las dos cosas.

IMG_20170218_195728

** Para ilustrar el amor de un francés por la baguette, solo voy a comentar que existe cada año un concurso para elegir « la baguette del año ». Aquí os dejo la foto de la Boulangerie « La Parisienne » que gano la « Meilleure Baguette de 2016 » y es una de mis favoritas. (Si estáis por aquí os recomiendo ir a la de la rue Madame 48 y luego comerse al « elegido » en el Jardin de Luxembourg).

IMG_20160917_130001


Alto y libre

0 comentarios

Si algo me ha enseñado Finlandia es a aflojar el ritmo.

A frenar.

 

A parar a disfrutar.

Observar.

Apreciar.

 

El silencio.

La música.

La gravedad.

 

Las formas, luces y sombras,

texturas, sabores, sonidos, olores, colores…

Los árboles y las flores.

 

Aprender a volar.

A volar alto.

A volar libre.

 

Aprender a encontrarme.

A encontrarte.

A encontrarnos.

 

A escuchar más allá de los sonidos.

A mirar con los ojos cerrados

más allá de mi ombligo.

 

Admirar el instante de aire que compartimos.

El arder del cielo atravesando ventanas y fachadas.

El roce de pupilas dilatado por los gorros y bufandas.

El pulso ajeno, otra vez, recorriéndome a sus anchas.

 

A sentir el universo entero dentro de mí.

El sol, el viento, la arena, la lluvia.

Las estaciones.

Y todo lo que está por venir.

 

Aprender.

Pero sobretodo, desaprender.

Desempolvar.

Deshacer.

 

A comprender,

por fin,

por qué.

 

A sentir en mis mejillas

el cosquilleo del planeta.

El latir de la luna aún cuando es nueva.

Desde siempre, mi fiel compañera.

 

 


« Entradas anteriores