Horarios y comida típica de Nantes

0 comments

Una de las etapas a superar en el cambio de hogar a un nuevo país, incluso si este país es tu país vecino, es el cambio de horarios. En Nantes ya no hay comidas a las 3 de la tarde y la mayoría de las discotecas cierran a las tres y media de la mañana, por lo que si quieres seguir el ciclo vital de tu ciudad, tienes que adaptarte.

Por las mañanas, todo es igual, las clases empiezan a las 8:00 am (como en España) por lo que a las 7:00 am se suele desayunar. Los desayunos típicos franceses se componen de unas tostadas con mermeladas de todos los tipos, naranja amarga, melocotón, fresa, frambuesa y otras tantas inimaginables. El aceite no se utiliza en la cocina francesa, en vez de ello utilizan un elemento fundamental en su gastronomía: la mantequilla. Absolutamente todo lleva mantequilla, y cuando digo absolutamente, no me quedo corta. Incluso los alimentos que no se cocinan con mantequilla, la añaden para realzar el plato. Por lo tanto, las tostadas están compuestas mayormente de mantequilla con su correspondiente mermelada.

Croissants et pain au chocolat

Croissants et pain au chocolat

Pan con matequilla y mermelada

Pan con matequilla y mermelada

No podemos olvidar que al fin y al cabo estamos en Francia, y los croissants y el pain au chocolat (la caña de chocolate de toda la vida), son el pan de cada día aquí. La bollería industrial está a la orden del día.

Moules frites

Moules frites

A las 12:00 am nos dan un descanso para comer. Hay muchas comidas típicas francesas, un sándwich completo, unas “moulles frites” (mejillones con patatas fritas), ensaladas de todo tipo y colores, y el queso. Pero concretamente en Nantes, una de las especialidades de la región es la “Raclette” que es muy similar a las “fondues” pero la manera de fundir el queso es especial. Os pondría la receta pero es sencillísimo, aquí tenéis la demostración en menos de dos minutos:

El descanso para comer se resume a una hora y media en la que prepararte la comida, comer e irte corriendo a clase. La siesta en este país o el descanso para reposar la comida es algo que ni me planteo ya. En cambio por las tardes, al menos yo, tengo muy pocas clases, que además terminan a las 6:00 pm por lo que queda mucha tarde para hacer actividades extra-universitarias como deporte, música, teatro, cine, etc… Después de una tarde completa y habiendo comido a las doce de la mañana, a las 8:00 pm ya te comes hasta las piedras, por lo que la cena no tarda mucho en caer.

Una cena típica francesa son las famosas “gallettes” y “crèpes”. La primera salada, la segunda: dulce.

Galette carbonara

Galette carbonara

Crêpe de nutella

Crêpe de nutella

Con este horario tan diferente al español, donde la comida principal a las dos-tres de la tarde no existe, uno se puede preguntar qué hacer después de cenar, ya que al tener que madrugar por las mañanas una hora prudente para irse a dormir serían las 11:30 – 12:00 pm. En efecto en Nantes si quieres alargar un poco la noche e ir a tomarte unas copas con tus amigos, tiene que ser a las nueve de la noche y si por otro lado, tienes ganas de alargar mucho la noche, la hora correcta para entrar en una discoteca contentillo son las 11, ¡algo impensable en Sevilla!. Esta parte es a la que más nos cuesta adaptarnos, y aunque os lo advierta al final terminaréis entrareis a las discotecas a las dos de la mañana (en el hipotético caso de que os dejen pasar) y en una hora ya os estarán invitando a salir.

Por último tengo que destacar que no importa el día de la semana que sea, al final siempre has cenado muy temprano para la hora a la que vas a acostarte, e irte a dormir con el estómago vacío… eso no le sienta bien a nadie, así que las re-cenas son el día a día de los ERASMUS en Nantes. ¡¡Abre la nevera, arrasa con lo que veas y generoso no seas!!

 

Muchas gracias por la lectura.

Nos vemos pronto, en Nantes.

 

Cristina Villanueva G.


Estudiar en la Universidad de Bologna: primeras impresiones

0 comments

¡Ciao a tutti!

Me presento para los que aún no me conozcáis. Mi nombre es Javi Lara y voy a ser vuestro guía virtual de la ciudad de Bolonia y todo lo que esta ciudad permite hacer en una vida Erasmus durante un año. Dicho esto, me dispongo a contar las diferencias entre la universidad española y la italiana.

Estudiar en Italia y mas concretamente en Bolonia es realmente apasionante. El concepto de facultad mantiene en Italia la esencia mágica de lo antiguo y lo viejo. Aquí, por paradójico que parezca, no se ha implantado el plan Bolonia. Los alumnos no deben estudiar una propuesta fija de asignaturas en horarios previamente establecidos como sí ocurre en España. Cada estudiante se traza su propio plan de estudios escogiendo las asignaturas que prefiera entre la oferta disponible y siendo consciente de los posibles problemas de horario si coinciden materias. Este modelo le da al estudiante la opción de ser “frequentati” o “non frequentati”, siendo la carga de estudio un poco menor para aquellos alumnos que sí asistan a clase; todo es mucho más autónomo e independiente que en España.

Por otro lado, las asignaturas no tienen la misma duración que en los periodos lectivos de España. Distinguiendo entre las que son de 6 o 12 créditos, las asignaturas durarán un mes y medio o tres/cuatro, pero siempre con 6 horas semanales por asignatura. De manera que  si una asignatura de 6 créditos empieza en septiembre, acabará en noviembre para dar paso a otra. ¿Cuál es la diferencia? Que este sistema permite que el alumno se centre más en la materia y pueda profundizar en ella. De hecho, aquí las asignaturas son muuucho más densas, aunque más dinámicas también.

Via Zamboni, centro  del barrio universitario

Además, Bolonia tiene la peculiaridad de tener casi todas las facultades en el centro de la ciudad -en el llamado bario universitario– pero al ser una ciudad con soportales no son edificios que resulten llamativos y puedan identificarse en un primer vistazo, sino que en una misma calle nos encontramos cinco o seis portales que realmente son una inmensa facultad por dentro. Todo esto le otorga un ambiente bohemio alimentado por la cantidad de estudiantes que recorren todas las arterias de la ciudad a diario buscando sus aulas.

Desde esta perspectiva, el Erasmus se convierte en una oportunidad única para descubrir y aprender de un sistema que si lleva vigente tantos años, será porque cuanto menos es eficaz.


Fiesta en Noruega: ritual Erasmus en Trondheim

0 comments

Bueno, me toca estrenar el blog de embajadores este año, y qué mejor manera que empezar respondiendo a lo que a todos nos interesa… ¿cómo es la fiesta por aquí?

Bien, pues todo empieza un jueves con un autobús a Suecia, bendito autobús de los jueves, a las 4:30 y no, no para ir de turismo, para ir de compras. Bueno, para ser exactos todo empieza antes del martes, con una llamada telefónica y un pedido de 1303847322383489732 litros de Crocodile, y algunas que otras botellas de vino y ginebra, y sí, para los que todavía no os lo creáis, merece la pena la excursión. Para las 9-9:30, habiendo pasado por casa y por el congelador, puedes empezar con unas cervezas; hace un mes nos atrevíamos a tomarlas en la calle, pero ya sin sol… digamos que todavía no somos tan vikingos. Sobre las 11, o algo antes, y después de que alguien se haya acercado varias veces a decirte “5 minutes to go”, coges el bus caminito de la disco, preferiblemente la que ese día tenga la cerveza a 25NOK, véase WildSide, que es un verdadero chollo, y sino que se lo pregunten a más de uno que ha llegado a pagar 180 por cerveza y chupito, Welcome to Norway.

 

14087477_10210180454818391_1122269387_o

En fin, la fiesta por aquí muy cómoda (buena elección la de hace dos meses de dejar los tacones en casa, teniendo en cuenta la vuelta a la residencia de 45min y cuesta arriba), divertida, si tienes intención de hacer amigos nativos, tu mejor opción es la discoteca, y siempre pensando en poder aprovechar el día de mañana: la música en las discotecas acaba a las 2:30-3:00, (¡qué considerados estos noruegos!). A eso le siguen recenas de pizza, queso y salchichón. Entenderéis ahora lo bien que nos viene que el transporte público sea mucho más caro en horario nocturno.

 


Pablo González: Un día refugiado

0 comments
Pablo González: Un día refugiado

Pégame un viaje sigue su aventura en el campo de refugiados en Grecia. En el vídeo anterior nos contó como es su día a día… pero como las cosas es mejor verlas que contarlas, aquí tenéis como es el día a día de un refugiado. ¡Muchos ánimos Pablo, estás haciendo una gran labor! Seguiremos atentos a tus redes…


Pégame Un Viaje por partida doble: Croacia y Trieste

0 comments
Pégame Un Viaje por partida doble: Croacia y Trieste

El Erasmus de Pablo en Bolonia está llegando al final de su recorrido. Aún así no os preocupéis, seguirá subiendo  nuevo contenido en el canal (que por cierto, ha llegado ya a los 1000 😊 seguidores ).

Esta semana tenemos dos vídeos de los viajes que ha hecho recientemente. Por un lado, un vídeo espectacular de un viaje con sus amigos a Croacia. Un mar que nos ha encantado (sobretodo por las medusas 🐙).

Y además también podrás ver la aventura de Pablo en Trieste, donde los han confundido con unos famosos. Un vídeo que no tiene desperdicio.


¿Conocéis el lago Iseo? ¡Descubrirlo con Pablo!

0 comments
¿Conocéis el lago Iseo? ¡Descubrirlo con Pablo!

¿Os ha pasado nunca que vuestros amigos os han hecho un encargo y les habéis dicho que ya está hecho pero en realidad todavía no? Esto es lo que ha hecho Pablo cómo nos muestra en un nuevo video en Pégame Un Viaje en el lago Iseo en Italia. ¡Han estado a punto de dormir en la calle! ¿Quieres verlo?


« Previous Entries