Hablar, leer, vivir en italiano..

Después de más de cinco meses de erasmus en Italia, me encuentro perfectamente adaptado.

 

¿Sabéis que hago yo para demostrar mi nivel? Fácil. Practicar en las actividades erasmus e intentar hablar solo en italiano, sea con quien sea. La reacción que obtienes estará seguramente relacionada con el acento y tu forma de expresarte. En todas las veces las que he intentado han caído casi  todos, por lo que me siento muy contento de haber elegido compartir piso con italianos, y de intentar no juntarme mucho con españoles el primer cuatrimestre. Me siento hasta orgulloso de mí mismo y todo. Claro que obviamente después a la hora de cosas más concretas y especializadas, o en dialectos raros que hablan súper rápido es más complicado; principalmente porque ni siquiera los italianos se entienden entre ellos cuando hablan en dialecto. Hay una diferencia abismal entre norte y sur, en todos los sentidos.

 

Los españoles son los que siempre caen y se piensan que soy italiano, todos. No se ha salvado ninguno. Y todo esto no lo digo porque sea yo, simplemente lo digo porque la fórmula en la que creía desde el principio, me ha funcionado. Ya no me da vergüenza, ni miedo, ni me echo patrás si tengo que hablar o comunicar algo en este idioma tan similar pero tan diferente al mismo tiempo del español.

 

Como ya habré dicho en alguna otra ocasión, si vas a hacer erasmus en Italia o a donde sea, y te interesa llevarte algo aprendido: no caigas en la tentación de la facilidad. Que luego llegan los arrepentimientos después, y ya eso no se puede arreglar. Ya casi casi que empezaré a pensar en italiano, solo queda un poco más de vocabulario y gramática 😉  ¡A practicar se ha dicho!

 

Muchas gracias por @sinmaletas por hacer esto posible 😀

 

Deja tu opinión