La comida típica de Noruega.

La comida típica de Noruega.

Pescado: Salmón

Noruega es un lugar con un clima muy frío, y un gran volumen de su gastronomía lo ocupan sus pescados. El salmón es el más famoso y quizás unas de las aportaciones de este país a la cocina del mundo. Las exportaciones que hacen de este producto a cualquier parte del planeta son muy elevadas, por lo que en muchos lugares podremos encontrar salmón de estas zonas.

salmon noruego

 

Carne de caza:

– Reno

El reno es uno de los mamíferos más cazados en Noruega, y se configura como uno de los productos más típicos y extendidos del país. Y es que es uno de los animales que más abundan en esta zona del norte de Europa. Se puede consumir en diferentes formatos y recetas, desde el embutido hasta el guiso.

Su sabor es diferente a las carnes que hemos probado en España, tiene un toque muy especial que le da una personalidad inconfundible.

Si viajas a Noruega y no pruebas el reno, no te habrás metido de lleno en su gastronomía.

Resultado de imagen de reno

  • Spending years in the field, photographer Erika Larsen has gained unprecedented access into the lives, work, and culture of Scandinavia’s fascinating Sami people.

 

– Alce

El alce es otra de las carnes que podemos encontrar en restaurantes, mercados y mercadillos culinarios.  Esta carne suele prepararse en guisos y se presenta como un auténtico manjar si se cocina adecuadamente.

Resultado de imagen de alce

Queso

geitost

Los quesos también son muy populares y constituyen una comida muy típica noruega. En particular, hay uno que es especialmente curioso, ya que es de color marrón. Hablamos del brunost o geitost, un queso de cabra muy dulce y de color marrón, cuyo sabor es realmente sorprendente, pues sabe a toffee.

Sin embargo, la gran presencia de granjas tradicionales en el país conlleva que existan muchos otros tipos de queso, en su mayoría de cabra y de vaca.

Dulces

comida típica de Noruega

Los waffles son muy típicos en Noruega. Para quien no los conozca, se trata de unos gofres, pero con una forma que permite doblarlos para comerlos con una sola mano, como si de un sándwich se tratase.

Suelen rellenarse de mermeladas de fresas o frambuesas con un intenso sabor. También pueden tomarse con el queso que hemos mencionado, el geitost o brunost, ya que como hemos comentado, es un queso muy dulce.

 

¡Qué RICOOO!

Deja tu opinión