Las 5 palabras más oídas en mi ERASMUS en Oporto

Fixe. Giro. Méu. Caralho. Obrigadísima. Estas son algunas de las palabras que más me han llamado la atención desde que llegué a Oporto. Unas más típicas que otras, algunas muy informales, son términos del lenguaje portugués que hacen que éste tenga más encanto (si cabe).

Ya van siendo unos cuantos días los que llevo en esta ciudad y poco a poco voy desenvolviéndome mejor y mejor en portugués. Pero como en cada idioma, aunque seas the boss y lo tengas controladísimo, siempre hay palabras que se te escapan y, por mucho que seas capaz de seguir una conversación, cuando aparecen, saltan todas las alarmas de tu cerebro. ¡SOCORRETE!

Nada de qué preocuparse, aunque wordreference no os pueda ayudar aquí, la menda intentará sacaros de algún futuro apuro. Todo lleva su tiempo y cuando oyes una de estas palabras más de dos veces, se te queda grabada y, a partir de entonces, ya no puedes dejar de decirla. A mí de momento, que me dé cuenta, me ha pasado con cinco palabras, una de ellas la tenía controlada, dos no tenía ni idea de lo que significaban, otra es simplemente una manera diferente de decirlo que yo no tenía en cuenta y la otra es un insulto, y estos tienden a ser conocidos incluso sin hablar la lengua bien. Vamos palabra por palabra:

Fixe: Me atrevería a decir que es una de las primeras palabras que aprendí en portugués, en el último viaje que hice al país. Ayudó entonces tener amigas aquí haciendo su ERASMUS, de manera que ellas ya controlaban bastante la jerga portuguesa. Es, sin duda, la palabra que más utilizo en el día a día, sinónimo de guay. Si algo está rico, é fixe; si te atrae un plan, é fixe; si un profesor o un compañero te cae bien, é muito fixe. Y así con todo lo que se os ocurra. Se pronuncia /fish/, y suena como pez en inglés. É fixe esto, não é? 😉

Giro: Esta palabra es, sin duda, la palabra que más utilizo en el día a día la palabra que más utilizan las chicas portuguesas en el día a día. Desde que empecé en la universidad he ido hablando más y más con los compañeros de clase, y las chicas, siempre, SIEMPRE, hablan de todo diciendo giro. Significa guay, como fixe, pero también es guapo, majo, salado… Y también se utiliza en femenino, para referirse a las chicas. Vaya, que si os gusta alguien, le soltáis un giro/a y cautivado/a. La pronunciación es /lliro/. De nada por el consejo para ligar en vuestros futuros viajes a Portugal 😛

Méu: Esta palabra no la he oído tanto, aunque sé que es muy utilizada, sobre todo en Lisboa y más al sur. Ey, méu, cómo estás, méu? (¿Me imagináis poniendo voz de nigga? Porque lo estoy haciendo…) Sería la traducción de tío, bro y demás maneras de llamar a un colega. Informal, muy informal. Pero es fixe, ¿a que sí? Mi compañera de piso se parte de risa con esta, yo creo que es todavía más nigga de lo que pensamos.

Caralho: ¡Imprescindible! ¡¡Cómo llueve ahora mismo, caralho!! Es la expresión espontánea más usada, lo que viene a ser una palabrota, nuestro ¡joder!. Faz um frio do caralho; ¿qué caralho?, ¡¿onde está o bar, caralho?! Se pronunica /carallu/. Variable, te sirve para decir joder, coño, hostia, todas esas cosas que tan mal suenan pero tanto utilizamos en el día a día. No es que yo hable mal, lo oiréis a menudo si vivís aquí; pero tampoco os paséis con su uso, seamos finos 🙂

Obrigadísima: Yo creo que la palabra más útil en este país es obrigada, porque la gente es tan encantadora que siempre te va a apetecer agradecerles por todo. Y esta es su manera de decir gracias. Si eres mujer, se dice obrigada; si eres hombre, obrigado. Se pronuncia como suena y es, para mi gusta, una palabra preciosa. Luego tenemos el muito obrigada/o, que es nuestro muchas gracias, y después tenemos el nivel superior, la cima, que es obrigadísima/o. Vamos, que estás taaaan agradecido que explotas. Sinceramente, tampoco hace falta ser muy eufórico en esta vida (aunque yo he de reconocer que lo soy, sin usar obrigadísima) y con decir obrigada/o, cumplimos. Ahora, igual en alguna situación de ligue tampoco viene mal. Id apuntando.

El ERASMUS es largo, así que seguro que en febrero puedo hacer una nueva entrada con más palabras o expresiones únicas en portugués. Por eso tenéis que seguir al tanto de todo lo que Micaíl, Jesús y yo publicamos desde nuestros respectivos destinos en el blog de sinmaletas.com.

Ah, y para acabar: ¡cuidado con utilizar estas expresiones sin control, estoy segura de que a estos señores que vimos en Aveiro no les haría ni la menor gracia la mayoría de ellas!

aveiro_erasmusporto

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *