Nochevieja en mi nueva ciudad

Por segundo año consecutivo voy a pasar la gran noche en el país vecino. Estos días por mi ciudad he visto todo tipo de expresiones en las caras amigas al confesar que sí, que me vuelvo al ERASMUS en Nochevieja y no en Reyes, ya que parece que casi nadie hace lo mismo y se queda con la familia. Yo que, en cambio, ya viví el año pasado el festín, puedo confirmar que es una noche increíble y, como enamorada de Oporto que me declaro, no puedo perdérmelo cuando mi vínculo con la ciudad es más fuerte que nunca.

Me gustaría mostraros fotos de la ciudad con su decoración navideña: las luces, el árbol de la Plaza Aliados, la pista de hielo, Santa Catarina con los espumillones… Sin embargo, pasé pocos días en Oporto una vez dada la bienvenida a la Navidad y no me dio tiempo de sacar ninguna foto. Aún así, tengo alguna del año pasado y me atrevo a decir que está igual. Ya me perdí en su día el gran encendido de las luces de Navidad, el día 27 de noviembre, por estar de viaje en Lisboa (ojo, no me importó, pero creo que es una buena fiesta de luces, fuegos artificiales y felicidad) y me tuve que conformar con ver las fotos en Facebook. Luego disfruté del ambiente: los niños correteando entre los árboles del bosque artificial que instalaron en Aliados, la Reitoría y toda esa zona llena de juegos para niños y luces, los castañeros por toda la ciudad (no sé en otros lugares pero en la ciudad en la que crecí, Oviedo, la Navidad huele a castañas), los letreros de la Rua Cedofeita donde la foto es obligada, etc.

cedofeita_Erasmusporto

Intento describiros un ambiente que sólo podéis imaginaros si viajáis allí, cosa que recomiendo fervientemente 🙂 Aprovechad los buses que van desde Madrid, o los aviones de Ryanair, o un Blablacar directo desde vuestra ciudad, o el tren que sale desde Donosti recorriendo parte de la geografía española. Aprovechad y venid ahora, que no hay tanta gente como en el puente de diciembre, que la fiesta está asegurada. Dejad el champán y pasaros al vinho verde, fuera uvas y bienvenidas las pasas, adiós familia, hola gente de la Praça dos Aliados, cambiad los petardos que tira el vecino por los fuegos artificales de Oporto, y salir de cotillón por ver el Ponte Luis I la noche de Año Nuevo.

Recordad, el planazo ahora, una vez ya pasadas el resto de festividades de Navidad, es pasar el Passagem de Ano (como se llama en Portugal) en la Praça dos Aliados donde habrá un concierto, una cuenta atrás y los típicos fuegos una vez entremos en el nuevo año. Luego, salir de fiesta por Galerías de París o cualquier bar de la ciudad, ya que casi todos estarán abiertos 😀 ¿Aún no os he convencido? De verdad, venid a descubrirlo vosotros mismos y acompañadme en esta noche única.

aliados_Erasmusporto

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *