Oye! Que también hay que estudiar…

Eramus, es un acrónimo de Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios (en inglés: EuRopean Community Action Scheme for the Mobility of University Students). Todo esto para decir que aunque a nuestra familia y amigos les parezca mentira, estamos aquí para estudiar.

Erasmus Logo

Antes de contar mi experiencia personal, me gustaría guardar un minuto de silencio por todos aquellos erasmus que tienen la mala suerte de estar en lo que podríamos llamar “universidades negras”. Negras porque se caracterizan por no facilitar la vida a los estudiantes erasmus y les hacen trabajan igual o más que sus universidades de origen, y todo eso en inglés. Y aunque muchos penséis que eso es imposible, ya os digo que conozco a algunos que van más a clases que en España porque como si del colegio se tratase pasan lista en cada día. Para todos ellos un aplauso!

Tengo que ser sincero: este no es mi caso. Estudio en una universidad muy pequeña llamada King Sigismund Business School, la cual está más cerca de Eslovaquia que de Budapest, por ello tarda casi una hora de ida y otra de vuelta. Esto es una putada, pero tengo que decir que son otras muchas las que compensan esto. Desde el primer día la comunicación con mi coordinara fue muy fluida, cada duda que tenía (eran muchas) me las contestaba al instante; hasta el punto que cuando nos conocimos en persona me dijo: ah! Tu eres Jesús “el preguntón”.

Además de esto, es la única universidad que conozco con un área de descanso para echarte una siesta cuando el hueco entre clase y clase es muy largo.

King Sigismund School

Una vez empecé las clases, perdí el miedo que tenía, en primer lugar porque mi inglés iba mejor de lo que esperaba y porque todos los profesores nos dejaron claro que íbamos a aprender pero que al tratarse de clases exclusivas para erasmus no íbamos a tener unas dificultades enormes para aprobar; crucemos los dedos para que así sea.

Os cuento un poco qué es lo que estoy estudiando aquí. Mi grado en la UHU es Gestión Cultural y en este primer cuatrimestre mis asignaturas son: International Business, Eastern-Europe through films, Crisis Communication, Cultural Studies y English.

Para mí era prioritario seguir mejorando el inglés y por erso cogí una asignatura exclusivamente de inglés y estoy muy contento con la elección, porque aunque la profesora está más loca que una cabra, nos enseña inglés de una forma muy diferente a como lo habían hecho hasta ahora: hablando, debatiendo, discutiendo y siempre de temas interesantes. Somos muy pocos en clase y la mayoría de los días es un cachondeo padre, pero al salir te das cuenta que has practicado más inglés que el resto de la semana.

Examen En clase

Cultural Studies, es una mezcla rara entre filosofía, lengua y cultura de masas. Una mezcla que puede resultar interesante si la profesora no tuviera la sangre como horchata, es muy simpática pero habla de forma más monótona que una máquina de tabaco. En hora y media de clase miro el reloj 90 veces, una por minuto. De verdad que lo intento pero es infumable.

Crisis Communication, es mi favorita. Cómo resolver problemas de comunicación cuando una empresa se encuentra con un problema grave. A base de ejemplos reales estamos aprendiendo mucho. El último ejemplo fue el caso Volkswagen, pero tengo que decir que la han liado tanto que ni el profesor fue capaz de ver una salida clara.

Internacional Business o cómo hacer negocios en países extranjeros. Veo complicado llegar al nivel de transacciones que estudiamos, pero la verdad que es de lo más interesante. Sobre todo cuando consigo descifrar el inglés con acento húngaro de nuestro profesor. Y por último una clase maravillosa, en la cual vemos una peli sobre la cultura del este de europa cada dos semanas, la comentamos y al final de curso elegimos una para hacer una reseña; es una maravilla o no?

 

Keep Calm Be ErasmusEn definitiva, tengo que trabajar pero de forma moderada. Aunque soy de los que cree que un año erasmus te hace crecer y aprender mucho y no solamente por los estudios, incluso esto llega a ser secundario. 

 

No puedo más que insistir a aquellos que duden en salir a estudiar al extranjero que lo hagan sin mirar atrás. Puede que te toque unas de las universidades negras, pero no os preocupéis porque las posibilidades son bajas y aún teniendo mala suerte, se sobrevive.

Deja tu opinión