Turisteo por Budapest…

Ya hace un par de semanas que os he ido desgranando los secretos de esta ciudad, pero hasta ahora no hemos hablado de lo primero que se suele mencionar: el turismo. Es decir todos aquellos lugares o monumentos los cuales son de visita obligada para los visitantes de una ciudad que no conocen. Budapest es una ciudad preciosa con mucho que ver, pero yo voy a intentar acercaros lo más importante, los 4 elementos que todo viajero debo conocer si llega a esta ciudad.

1.- El Parlamento

El Parlamento de Hungría o la Casa de la Nación es sin duda el edificio más bello e importante de la ciudad. No sólo por lo que representa políticamente sino por lo espectacular desde el punto de vista arquitectónico. Se construyó en un tiempo récord, tan sólo 20 años, desde 1884 hasta su inauguración en 1904. Dicho parlamento tenía como objetivo ser una muestra de poder de la nación húngara, por ello su diseño fue el resultado de un concurso arquitectónico del que resultó esta joya de la arquitectura neogótica; un edificio cargado de simbolismo en todos sus aspectos arquitectónicos que se convirtió en el símbolo de la ciudad y el país.

parlamento-noche

Está situado a orilla del río en el lado de Pest, siendo un espectáculo el observarlo desde la orilla de Buda cuando cae la noche y está en marcha toda su iluminación…

2.- Puente de las Cadenas

Es el más antiguo de todos los puentes que cruzan el Danubio, el primero en conectar las que antes fueran dos ciudades independientes; Buda Y Pest.

El puente fue terminado en 1849, pero el que vemos hoy en día es una reconstrucción de 1949 ya que el original quedó destruido durante la II Guerra Mundial.

puente de las cadenas

La importancia del puente no sólo radica en su función, conexión de dos ciudades convertidas en una, sino en su belleza. Un puente cuya estructura pintada en verde simula los eslabones de una cadena, completamente cargado de luces lo que hace que por la noche brille de forma hipnótica. Una auténtico monumento sobre el río.

 

3.- Castillo de Buda

El también conocido como Palacio Real, por ser residencia de los ya extintos reyes de Hungría, es un edificio señorial que corona la colina de Buda, mirando hacia el río y presenciando Pest desde el otro lado.

La construcción del edificio data del siglo XIV pero su estilo no puede ser definido con claridad, ya que a lo largo de los años tras distintas batallas ha sufrido reconstrucciones realizadas según la época de las mismas.

castillo de buda

Aparte de la majestuosidad, las vistas y el lugar privilegiado, hemos de resaltar algo muy poco común; la existencia de un laberinto subterráneo formado por sótanos y galerías cuyos usos han sido múltiples durante el paso de los años. Hoy día se puede visitar como un monumento más.

4.- Basílica de San Esteban

Es la Catedral de la ciudad, el segundo edificio más alto de la ciudad y se encuentra situada al final de la avenida Andrassy. Su construcción se llevo a cabo entre los años 1851 y 1905, portando un estilo neoclásico.

Tanto el exterior con el interior son preciosos. Y justo a los pies hay una enorme plaza en la que en Navidad puedes encontrar un precioso árbol y mercado navideño, transformando la plaza en una atracción sin igual.

Además, gracias a su altura nos ofrece preciosas unas vistas de toda el lado de Pest y parte de Buda; y el precio para subir a la cúpula es ridículo. Sin duda otro referente turístico de una belleza brutal.

basílica

Además de estos 4 imprescindible existen otros muchos lugares dignos de visitar como la Iglesia de San Matías, Bastión de los Pescadores, La Plaza de los Héroes, El Mercado Central, la Sinagoga Judía, Plaza de la Libertad, Parque de la Ciudad, Isla Margarita, etc.

Como podéis comprobar el atractivo turístico de Budapest no tiene nada que envidiar a otras grandes ciudades europeas. No tardes en conocer esta ciudad porque no te arrepentirás…

Deja tu opinión