Mis primeros días en Mannheim

Heimweh. Es la palabra más bonita que he aprendido hasta el momento y la que mejor refleja lo que he sentido esta primera semana. Su significado en español sería morriña. Morriña por mi pequeña gran familia, morriña por Sandra y morriña por los locos de mis amigos.

No lo voy a negar, ha sido duro… Hay mil cosas por hacer y parece que nunca vas a acabar con ellas. Además tienes que adaptarte a una nueva ciudad en el menor tiempo posible. De momento ya tengo el carnet de estudiante, el ticket para el transporte, ya soy cliente del Deutsche Bank, he contratado internet, me he comprado un móvil alemán, he ido a Ikea, he limpiado el piso y me ha dado tiempo para ir a Heidelberg y Stuttgart y salir de fiesta. Uff creo que no está mal. Vamos bien.

Todo esto junto a Pepe, compañero de la universidad con el que voy a compartir piso y muchas de las experiencias de este semestre, otro día os lo presento.

La ciudad de Mannheim es la segunda ciudad más importante de Baden-Wurtemberg detrás de Stuttgart que es la capital. Baden-Wurtemberg es una de los 16 Länder o regiones de Alemania. 17 si contamos Mallorca como dicen por aquí. Tiene un gran peso industrial en el país y es una de las zonas más ricas de toda Alemania. Mannheim tiene unos 300 y pico mil habitantes con lo que puedes encontrar de todo y a la vez es super accesible. El centro de la ciudad es como el “Eixample” de Barcelona de algún modo. Se estructura en una cuadrícula donde cada calle es una letra y cada bloque es un número. Mannheim fue completamente destruida en la WWII con lo que es una ciudad relativamente nueva, pero no es tan fea como la gente cree. Además está limitada por dos grandes ríos como el Rin y el Neckar, que le dan mucha vida a la ciudad.

Mi piso está justo delante del Rin y esto me encanta. Vivimos en una planta baja a 5 minutos del centro con el Sbahn (tranvía). Es bastante grande y las habitaciones están muy bien, lo único que el lavaplatos no nos funciona y no tenemos lavadora, ¡el colmo de cualquier Erasmus! De momento estamos solos Pepe y yo, pero en febrero viene un chico Suizo de Laussane que se llama Charles.

Bueno y ahora que ya os podéis imaginar un poco mi situación viene la gran pregunta. ¿Por qué Mannheim? Bien yo empezaría por algo más general, ¿Por qué Alemania? Definitivamente por el idioma. He intentado varias veces ponerme con ello pero creo que la única manera es viniéndome a vivir aquí por un tiempo. Además estoy en el centro de Europa con lo que las facilidades para viajar son muchas. Escogí Mannheim por su prestigio a nivel académico: está considerada una de las mejores en empresa y economía a nivel de Europa continental. Como veis, no todo en un Erasmus es fiesta.

Esto es todo en mi primer post, os mantendré informados de todo lo que me pase próximamente. Un saludo a todos!

  1. Falta morriña por tu primo uri!!
    a ver si hablamos un dia de estos!

  2. Pablito ci vediamo presto!

Deja tu opinión