3 planes que no puedes perderte en mi ciudad Erasmus: Brun, en República Checa

Post ganador del concurso “3 planes en tu ciudad Erasmus que no puedes perderte “

Llega el nuevo año, la vuelta a mi ciudad Erasmus y con ella una maleta cargada de ilusión y planes que realizar (además del jamón serrano y el aceite de oliva). Brno (Brun) es una ciudad pequeñita pero matona, con mucha vida que ofrecer. Es por ello, que en mi “to do List” no pueden faltar tres actividades para este nuevo cuatrimestre.
Mi primer plan para este año es ir al hockey sobre hielo a ver a los “Kometas”, equipo local de Brno. En este país es el deporte nacional y lo viven con la misma pasión que nosotros “La Roja”. Estuve en un partido entre universidades, así que ahora toca ir a uno de verdad, y me fascinó el gran ambiente que hay: animadoras que te pintan la cara, puestecillos con salchichas, vino caliente y cerveza, una pantalla gigante como las americanas, (esas donde siempre la gente sale besándose), un tigre súper simpático de mascota -una pena que al saltar al campo para darle un abrazo nos echaran- y venga a hacer la ola para entrar en calor.
Hockey in Brun_Erasmus_SinMaletas

El segundo plan nos puede dejar el culo un poco frío, pero que mejor lugar que éste para hacerlo. Debido a las bajas temperaturas, uno de los lagos más bonitos de aquí, el “lago Bystrc” se congela durante el invierno, con lo que se puede patinar o pasear sobre él, dicen que es una pasada. Y al menos yo, no me imagino andando por el Ebro. Sólo espero no colarme en él, que soy un poco pato.

(Imagen de http://viajesporeuropacentral.wordpress.com)

Por último, y esto ya es como una tradición o un ritual al venir aquí, no me puedo ir sin conseguir una bola de cristal del “Dildo”. Me explico, éste es un reloj con forma de bala-aunque algunos mal pensados imaginen otras cosas-que recuerda la batalla de 1645 contra la armada sueca. Los suecos dijeron, “si para las 12 no hemos conquistado la ciudad, la abandonamos”. Así que los checos que de madrugar entienden, hicieron repicar a las 11 am, con lo que los amiguitos suecos tuvieron que irse. Para recordar este hecho, todos los días a esa hora, cae una bola de cristal que será para el afortunado que tenga la mano en uno de los 4 agujeros que hay. Así que no lo cuenten mucho, pues este 2014 me tengo que llevar una para España 😉

Nuria Rozas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *