Horarios y comida típica de Nantes

Una de las etapas a superar en el cambio de hogar a un nuevo país, incluso si este país es tu país vecino, es el cambio de horarios. En Nantes ya no hay comidas a las 3 de la tarde y la mayoría de las discotecas cierran a las tres y media de la mañana, por lo que si quieres seguir el ciclo vital de tu ciudad, tienes que adaptarte.

Por las mañanas, todo es igual, las clases empiezan a las 8:00 am (como en España) por lo que a las 7:00 am se suele desayunar. Los desayunos típicos franceses se componen de unas tostadas con mermeladas de todos los tipos, naranja amarga, melocotón, fresa, frambuesa y otras tantas inimaginables. El aceite no se utiliza en la cocina francesa, en vez de ello utilizan un elemento fundamental en su gastronomía: la mantequilla. Absolutamente todo lleva mantequilla, y cuando digo absolutamente, no me quedo corta. Incluso los alimentos que no se cocinan con mantequilla, la añaden para realzar el plato. Por lo tanto, las tostadas están compuestas mayormente de mantequilla con su correspondiente mermelada.

Croissants et pain au chocolat

Croissants et pain au chocolat

Pan con matequilla y mermelada

Pan con matequilla y mermelada

No podemos olvidar que al fin y al cabo estamos en Francia, y los croissants y el pain au chocolat (la caña de chocolate de toda la vida), son el pan de cada día aquí. La bollería industrial está a la orden del día.

Moules frites

Moules frites

A las 12:00 am nos dan un descanso para comer. Hay muchas comidas típicas francesas, un sándwich completo, unas “moulles frites” (mejillones con patatas fritas), ensaladas de todo tipo y colores, y el queso. Pero concretamente en Nantes, una de las especialidades de la región es la “Raclette” que es muy similar a las “fondues” pero la manera de fundir el queso es especial. Os pondría la receta pero es sencillísimo, aquí tenéis la demostración en menos de dos minutos:

El descanso para comer se resume a una hora y media en la que prepararte la comida, comer e irte corriendo a clase. La siesta en este país o el descanso para reposar la comida es algo que ni me planteo ya. En cambio por las tardes, al menos yo, tengo muy pocas clases, que además terminan a las 6:00 pm por lo que queda mucha tarde para hacer actividades extra-universitarias como deporte, música, teatro, cine, etc… Después de una tarde completa y habiendo comido a las doce de la mañana, a las 8:00 pm ya te comes hasta las piedras, por lo que la cena no tarda mucho en caer.

Una cena típica francesa son las famosas “gallettes” y “crèpes”. La primera salada, la segunda: dulce.

Galette carbonara

Galette carbonara

Crêpe de nutella

Crêpe de nutella

Con este horario tan diferente al español, donde la comida principal a las dos-tres de la tarde no existe, uno se puede preguntar qué hacer después de cenar, ya que al tener que madrugar por las mañanas una hora prudente para irse a dormir serían las 11:30 – 12:00 pm. En efecto en Nantes si quieres alargar un poco la noche e ir a tomarte unas copas con tus amigos, tiene que ser a las nueve de la noche y si por otro lado, tienes ganas de alargar mucho la noche, la hora correcta para entrar en una discoteca contentillo son las 11, ¡algo impensable en Sevilla!. Esta parte es a la que más nos cuesta adaptarnos, y aunque os lo advierta al final terminaréis entrareis a las discotecas a las dos de la mañana (en el hipotético caso de que os dejen pasar) y en una hora ya os estarán invitando a salir.

Por último tengo que destacar que no importa el día de la semana que sea, al final siempre has cenado muy temprano para la hora a la que vas a acostarte, e irte a dormir con el estómago vacío… eso no le sienta bien a nadie, así que las re-cenas son el día a día de los ERASMUS en Nantes. ¡¡Abre la nevera, arrasa con lo que veas y generoso no seas!!

 

Muchas gracias por la lectura.

Nos vemos pronto, en Nantes.

 

Cristina Villanueva G.

Deja tu opinión