• Sin categoría
  • 0

Ladies’ Trip to Berlin

Cuando hace un par de meses mis amigas me propusieron ir a Berlín ni me lo pensé. Acabo de pillar 2 semanitas de vacaciones aquí en Francia y ¿qué mejor manera de aprovecharlas que en un viaje? Hace dos viernes, 4 chicas cogimos nuestras mochilas y nos pusimos rumbo a la capital alemana. Hemos vuelto con risas, anécdotas de lo más bizarras y recuerdos inolvidables que durarán para siempre.


Salimos un viernes a las 20.45 y llegamos el sábado a las 19.00. Algunos os llevaréis las manos a la cabeza, lo sé, pero cuando se viaja por 10 euros estas son las clases de cosas que te toca tragar. Allí en Berlín nos acogió Daniel en el Hostal David’s que, aunque no era una maravilla, al menos sí que nos dio para muchas risas.


La semana entera se nos pasó entre alemán buenorro de dos metros y alemán buenorro de dos metros y diez centímetros. Como cualquier turista, nos armamos de una guía de viajes y de los consejos de conocidos y nos recorrimos los lugares más emblemáticos de Berlín: el muro, la puerta de Branderburgo, el Reigtach, la Isla de los Museos, Postdam, los hombres salchichas por la calle… Debo decir que Berlín es una ciudad preciosa. Los edificios son impresionantes, recios, poderosos… Se respira grandiosidad he historia por todos los costados y, aunque como todos sabemos, hay una parte muy muy negra de la historia, también está la parte buena y merece la pena la visita, sin lugar a dudas.

Nuestro primer día oficial de visita, el lunes, decidimos hacer un Free Tour (que, para todos aquellos como yo, que no sabíais lo que es, es una asociación de chicos que se dedican a hacer de guías por las ciudades, a pie, contándote anécdotas y currándose la visita y cuando acaba tú le puedes pagar lo que creas que se merecen) y no pude salir más encantada. Nuestra guía, Daniela una joven chilena que llevaba en Berlín 2 años nos llevó por los sitios más importantes del centro contándonos historias de lo más interesante. Así fue como descubrí que la caída del muro fue por culpa de una equivocación bastante tonta de un político demasiado vago para ir a una reunión en la que se pretendía engañar al pueblo del Berlín Comunista. “Nosotros somos el pueblo. Nosotros somos UN pueblo”

Os recomiendo que a partir de ahora, cada vez que visiteis una ciudad os enteréis de si hay o no Free Tours, no os arrepentiréis. Y aprenderéis y disfrutaréis mucho más que iendo por vuestra cuenta.

Además, aprovechamos también el Free tour para apuntarnos a un Tour por los bares de Berlín (que sí, de ahí también salen anécdotas muy entretenidas que no puedo contar aquí xD) y al Tour de Sachsenhausen, que al paso que voy, me voy a recorrer todos los campos de concentración de Europa. No fue tan impresionante y sobrecogedor como el de Auschwitz, pero es que del de Berlín apenas queda nada tal y como fue en su día. Aún así es una visita digna de hacer si pasáis unos días en la capital.

Excepto uno, el tiempo acompañó todos los días y la verdad es que ha sido una semana maravillosa. Hay TANTAS cosas que ver en Berlín que nos habría hecho falta un mes más. Aún así lo intentamos ver todo. Y si tuviera que quedarme con algo, sería con la East Side Gallery, el Castillo de Federico II en Charlottemburg y uno de esos Dioses Nórdicos que andaban por las calles y en el metro.

Os dejo un vídeo que recoge lo que ha sido este gran viajeeeeee

¿Cuál será mi próximo destino sinmaletas?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *