• Sin categoría
  • 0

Los primeros días en la universidad

Uno de los tragos más complicados en vuestra vida erasmus, además de los primeros papeleos, es encontrar buenas convalidaciones. Normalmente, si os váis con optativas, la cosa es muy sencilla. Pero si tenéis tres maravillosas troncales, ¡preparaos para lo que es bueno! Yo tenía tres troncales y dos optativas, y finalmente lo puedo convalidar todo excepto una troncal (Métodos y técnicas de investigación social) a la que me presentaré en septiembre. Así que puedo estar más que satisfecha.

Ya os conté hace un par de post, si mal no recuerdo, que lo de las clases en inglés era un mito. Pues bien, ahora lo requete confirmo; no sólo es que sean en rumano, sino que además uno de mis profesores es la persona que más rápido habla del país. Pero bueno, empezaré por el principio y os explicaré un poco qué es lo que voy a estudiar aquí.

Después de muchas sorpresas con el programa rumano, aproveché mi semana en Madrid para proponer mis “convalidaciones” en la Complutense y… ¡tachán! Todo aceptado. Incluso me han aceptado los 5 créditos que obtuve por el curso intensivo de rumano (al fin y al cabo, no lo hice tan mal, ¿no?). Así que mi programa académico ha quedado de la siguiente forma:

  • Istoria ideilor filosofice (Historia de las ideas filosóficas) + Integrarea personelor cu dizabilitati (Integración de personas con minusvalías) ==== Filosofía social y de la cultura
  • Stratificare si mobilitate sociala (Estratificación y movilidad social) ==== Estructura social contemporánea
  • Preventie si recuperare a dependentilor de droguri si alcool (Prevención y recuperación de adictos a las drogas y al alcohol) ==== Por una optativa
  • Consilieri în scoli (Consejeros escolares) ==== Por una optativa

Esta semana, contra todo pronógstico y pese a que los horarios no estuviesen confirmados, han empezado las clases en la Universidad Babes-Bolyai. Pues bien, pese a que intenté ir a todas, sólo logré llegar a tres de ellas (Stratificare, Preventie y Consilieri). Y os preguntaréis por qué. Pues muy sencillo, porque tras dar mil vueltas por el Edificio Central de la universidad, nadie supo decirme dónde estaba la clase de Filosofía y, con todo su morro, me dijeron que había sido el lunes en lugar del martes (cosa que aún no me creo porque en todas partes figura que esa clase es los martes). Total, que probaré más suerte la semana que viene (mañana escribiré al profesor disculpándome). Y a la de Integrarea no fui porque, descuidada de mí, ¡confundí el aula! Así que, como bien sabréis si me habéis estado siguiendo por Twitter, estuve dos horas en una clase de economía. Y por mí hubiera salido (ya os prometo que hubiera salido), pero para hacerlo tenía que pasar por delante del profesor e iba a ser super maleducado, así que me aguanté. Y, por lo tanto, otro email con disculpas que me toca enviar mañana.

Sin embargo hay un lado bueno en todo: la clase de Stratificare fue maravillosa. No entendí mucho, pero la profesora está super emocionada por tener estudiantes erasmus y me ha dicho que no hace falta que vaya a las clases normales porque vamos a tener un Seminario Semanal especial para nosotras (la profesora, una chica alemana y yo). Y… ¡será en inglés!

Por otro lado, la profesora de Consilieri în scoli es adorable. Y aunque su inglés no es muy bueno, estuvimos hablando en rumaneglish y me dijo que mi rumano era muy bueno para sólo tres meses de clases. Así que, sólo por eso, estoy contentísima.

El profesor de Preventie no es en absoluto tan agradable como las otras dos profesoras, pero a él también se le puso una sonrisa en la cara cuando le dije que era española y eso siempre me tranquiliza un poco. Parece que sus clases van a ser realmente duras. ¡Especialmente porque no entiendo absolutamente nada cuando habla!

De momento esto es todo respecto a la universidad. Os iré contando cómo va surgiendo todo y qué tal son otras asignaturas.

Y, para concluir, ¿sabéis qué?
¡MAÑANA ME MUDO A MI NUEVO PISO!

Ahora por fin tengo espacio para invitar a quien quiera visitarme, ¿a qué estáis esperando?
¡Venid sin maletas a Cluj!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *